Reseña: Te vas sin decir adiós

6:00



      • Título: Te vas sin decir adiós
      • Título original: What happened to goodbye
      • Autor: Sarah Dessen
      • Género: Young adult
      • Páginas: 440
      • Año de publicación: 2010



Sinopsis
Desde el amargo divorcio de sus padres, Mclean y su padre se han mudado varias veces; han vivido en cuatro ciudades durante los últimos dos años. Alejada de su madre y de su nueva familia, Mclean ha seguido a su padre dejando el infeliz pasado atrás. Y cada nuevo lugar le da la oportunidad de adoptar una nueva personalidad: pasa de ser animadora a una diva del teatro, hasta que, ahora, por primera vez, descubre el deseo de permanecer en un lugar y simplemente ser ella misma. Tal vez Dave, su vecino, la puede ayudar.

Reseña
Quienes me siguen desde hace un tiempo saben que Sarah Dessen es una de mis escritoras favoritas. Así que quizás no les sorprenda saber lo mucho que fangirlié cuando vi este librito entre las novedades de Océano. 

Te vas sin decir adiós nos presenta la historia de Mclean Sweet, una chica de 17 años que desde el divorcio de sus padres siente que no tiene más un hogar y no quiere ser ella todo el tiempo. Así que cuando decide vivir con su padre, el nuevo trabajo de éste le permite camuflarse en diferentes versiones de sí misma, jugar con nuevas personalidades cada vez que llegan a una nueva ciudad. 
Las cosas que juegan un papel muy importante en la historia de Mclean son el basquet y la comida. Su padre es un fanático perro del basquet universitario, pero sobre todo del equipo de la universidad de Defriese. Tan fan al nivel de haber jugado un tiempito muy corto en el equipo y haberle puesto el nombre del entrenador a su hija. Pero Gus Sweet se terminó dedicando al arte culinario, era chef y dueño de un resto-bar al que administraba junto a su esposa. Hasta que ésta se enamora del nuevo entrenador del equipo de Defriese y arruina la familia feliz Sweet cuando se separan y se termina casando con Peter Hamilton rehaciendo su vida con mellizos incluidos. 
Desde entonces la relación de Mclean con su madre se vuelve muy tensa y, desde que decide vivir con su padre, se pelea seguido con ella y evita sus continuas llamadas. Tras el divorcio el padre vende su negocio y acepta el trabajo de consultor gastronómico en la empresa de un amigo. El trabajo consiste en viajar a diferentes ciudades y poner en orden los bares que su amigo compra, reorganizando, despidiendo, mejorando, etc. Así que en los últimos dos años Mclean y su papá han pasado por diferentes ciudades en las que ella prueba nuevas personalidades jugando con su segundo nombre. Así será Eliza la porrista, Lizbet la actriz o Beth la chica sociable metida en la asociación de alumnos. Cuando llegan a Lakeview planea seguir con este juego pero termina siendo solo Mclean. 

En Lakeview su padre se tiene que encargar del Luna Blu y Mclean termina haciendo amigos sin querer después de sus esfuerzos por no crear lazos duraderos cuando sabe que no duran mucho tiempo en la misma ciudad. Al llegar conoce a Dave, el vecino de al lado, pegándose un susto tremendo.
Vamos a mencionar a algunos de los personajes porque me cayeron muy bien casi todos. La gente del Luna blu... Opal, la encargada, es genial, tiene un estilo mezcla punk con cincuentoso, estudió historia del arte y danza pero al no conseguir nada volvió al Luna donde trabajaba cuando iba a la escuela. Opal lleva muchas responsabilidades encima pero se nota que ama al bar. Tanto que termina metiéndose en un proyecto comunitario para no perder el estacionamiento vecino y terminará lidiando con una maqueta de la ciudad y delincuentes juveniles que aparecerán una sola vez. Y el otro destacado del bar es Jason, al que apodan el profesor y viven diciendo que es un genio pero terminó renunciando a Harvard para terminar cocinando en el bar.   
Dave, el vecino de Mclean, me encantó desde que aparece por primera vez y me terminó comprando completamente. Dave es raro y un chico superdotado, hijo de científicos, terminó decidiendo no ir a la universidad 3 años antes y cambiarse al colegio público. Dave es de esos chicos medios awkward que no han tenido muchos amigos, aún así cuando volvió a contactarse con Riley, su amiga de la infancia, se volvieron inseparables y tienen una amistad preciosa. Y hablando de Riley, la chica que está todo el tiempo pendiente de su mejor amigo y elige novios idiotas, es de esas amigas que da gusto tener. Después tenemos a Heather la bocona del grupo. Heather es adorable y siempre termina contando más cosas de la cuenta. Y por último no puedo dejar de mencionar a Deb, la encargada del comité de bienvenida. Deb es la típica chica enérgica y simpática que siempre anda metida en todo, pero aún así no tiene amigos en el colegio, hasta que Mclean empieza a hablarle. Deb termina sorprendiendo a todo el mundo con conocimientos que nadie hubiera esperado que tuviera (como tatuajes o triángulos amorosos) y es la señorita eficacia. Adoré a Deb.

Perdón si me está quedando eterna la reseña pero me emociono de más con los libros de la Dessen y éste me encantó desde el principio. El estilo de Sarah es tan fresco que siempre me transporta al verano incluso cuando este libro se centra más en temporadas frías. Además toca temas serios desde un enfoque muy original. Esta historia tiene dramas familiares que repercuten en la personalidad de Mclean más de lo que ella quiere admitir o que sus padres noten. Tiene humor, un par de metáforas geniales... adoré principalmente la de la maqueta y lo que representa para cada uno. Y un romance precioso que se va dando muy de a poquito de forma natural y llena de ternura. 

Te vas sin decir adiós se está peleando con Lock and key por ser mi Dessen favorito hasta el momento. Adoré la historia de Mclean y me hizo emocionar más de una vez. Sarah Dessen nos sorprende una vez más con una historia que puede tener bastantes tópicos conocidos, pero sin embargo ella se las arregla para darle un enfoque fresco y original. 
El hogar no era una casa concreta, ni una ciudad en el mapa, sino el lugar donde están las personas a las que quieres, siempre que están juntos. No es un espacio, sino la suma de los momentos que se van construyendo, uno sobre otro, como ladrillos, un refugio sólido que llevas contigo toda tu vida, vayas donde vayas.

You Might Also Like

6 dobleces

  1. Hola! Aún no he leído nada de esta autora y le tengo ganas. A ver si para este nuevo año me lo pongo como uno de mis retos :)

    Besos y Feliz Navidad!

    Un Lugar Mágico

    ResponderEliminar
  2. Hola Anto! este libro lo tiene mi mejor amiga para reseñarlo y me contó que lo leyó en menos de dos días de tanto que le gustó D: veo que vos no te quedás atrás, así que se lo voy a pedir prestado jaja espero que me guste desde el principio tanto como a vos, y que quiera reseñarlo tan largo jajaja un abrazo enorme linda!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mari, insisto te voy a robar a Mica!
      Espero que te encante como a mí y a ella :)

      Eliminar
  3. Hola!

    No paro de leer buenas reseñas de esta autora y nunca me he animado a leerla.
    No es que no me apetezca, pero me da cosa de que me pillen ya algo "mayor" los problemas de los protagonistas de sus libros.
    Creo que probaré con alguno para ver qué tal y si me gusta me leo los demás, pero por ahora no es una de mis lecturas prioritarias.

    Un beso! ^^

    ResponderEliminar
  4. hola!! tengo pendiente leer algo de esta autora aunque no tengo claro porque novela empezaria ya que todas me llaman ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola Anto! ayy culpa tuya que me dan ganas de leerlo, no creo que ya pero si mas adelante.. quiero conocer a ese chico que te enamoró y toda la historia parece re linda.
    Me alegro que lo disfrutaras tanto
    un beso

    ResponderEliminar

Escriben

Colabora

Soy parte de

Editorial Océano